CÓMO ORGANIZAR UNA COMIDA DE NAVIDAD

13.12.18

Cómo organizar una comida de Navidad

Este año me toca preparar la cena de Noche Vieja y la comida de Año Nuevo teniendo que trabajar, como la gran mayoría, el día 31 por la mañana. Sin duda, ésto podría ser razón más que suficiente como para estar agobiada preguntándome cómo vamos a salir de ésta, pero no... ¡¡Todo lo contrario!! Me entretiene pensar qué vamos a cocinar, cómo voy a decorar la mesa, "sueño" con estrenar una vajilla nueva... Será agotador, éso sí, pero no es la primera vez que se plantea una situación como esta y al final siempre hemos salido más que victoriosos. 

Por éso se me ocurrió que podía compartir con vosotros, en especial con aquellos que se estrenen como anfitriones o se lo estén planteando, cómo me organizo siempre que tengo que preparar una celebración del tipo que sea.

Recibir en tu casa a tu familia y amigos, prepararles algo rico, montar una mesa bonita y pasar un rato agradable es algo realmente gratificante así que, lo mejor que puedes hacer es "agobiarte con ilusión" y disfrutar. Entonces, ¿te animas a organizar una fiesta en casa estas Navidades?


EL ESPACIO

Lo más normal es que no dispongamos de espaciosos salones y grandes mesas, así que no te preocupes demasiado por éso si tienes un número de invitados que supera las plazas de las que dispones a simple vista. Respira y piensa en esas Navidades en casa de tus abuelos donde os juntabais toda la familia y al final, con maña, buena predisposición y creatividad, se montaba una gran mesa en la que, no sé cómo, entrábamos todos.

Como anécdota os contaré que un año por Navidad, hace muchos años cuando no había tanto centro de bricolaje a mano, un familiar tuvo que descolgar una puerta de las de casa y ponerla sobre unos caballetes para agrandar la mesa... ¡¡Ya ves!! Hay soluciones para todo. Efectivamente, con un tablero y unos caballetes puedes alargar una mesa, o bien, puedes distribuir a tus invitados en varias. Éso sí, no olvides asegurarte de tener suficientes sillas o taburetes.

También puedes recuperarle espacio al salón desalojando algún pequeño mueble decorativo, macetas,  etc. que puedan "estorbar" en ese rato.


TIPO DE COMIDA

Puedes hacer una comida de picoteo (tipo cóctel) o algo más clásica con sus entrantes, plato principal y postre.

Las comidas de cóctel pueden ser ideales si no tienes una gran mesa donde acomodar a todos los invitados, si no tienes mucha maña para preparar un menú más elaborado o, simplemente, porque consideras que son mucho más divertidas que la opción clásica. No obstante, ten en cuenta que montar canapés también puede llevar mucho tiempo y algunos de ellos hay que prepararlos en el último momento si quieres que salgan en su punto.

La elección del tipo de comida también dependerá mucho de los invitados ya que lo normal es que los más mayores de la familia prefieran la opción clásica, sobretodo si es una comida o cena Navideña y, efectivamente, también dependerá del tipo de celebración y si es más o menos formal: cena, comida, cumpleaños, Navidad, etc. 


ORGANIZAR EL MENÚ

Es importante prever con tiempo el menú. A mi me ayuda mucho hacer un listado de los platos que vamos a hacer y, a su vez, listar los ingredientes que lleva cada uno de esos platos. Este listado me servirá luego cuando vaya a realizar la compra y del cual no me deshago para que, a la hora de elaborar las recetas, no se me pase nada e incluso ¡no se me olvide ninguna de ellas!, ya que con tanto jaleo te puede pasar que días después, varios ingredientes destinados a un determinado canapé, te guiñen el ojo al abrir la despensa.

Para ahorrar y no comprar por comprar, justo un rato antes de ir al mercado, marco aquellos ingredientes más comunes que siempre se suelen tener en casa (Ej. especias, patatas, cebollas, etc.)... Seguro que en más de una ocasión te has juntado con varios botes de una misma especia pensando que no tenías o lo compraste "por si acaso".

Respecto a la comida, una celebración no es el mejor momento para innovar. Es preferible realizar platos que ya sabes hacer para no llevarte ninguna sorpresa o, al menos, ensayarlo antes. ¡¡Disfruta en la cocina!! Y para lograrlo te recomiendo que no intentes cocinar por encima de tus posibilidades y de tu tiempo si no quieres terminar derrotado. Hay muchas recetas sencillas y no por ello menos festivas y exquisitas.

Me parece fundamental, para ahorra tiempo y no dejarlo todo para el último día, tener en cuenta aquellas recetas que se pueden dejar preparadas el día de antes: un postre (¡ojo!, muchos postres necesitan prepararse con un día de antelación), una ensaladilla, una carne guisada, una crema... Sin duda, ésto te quitará mucho trabajo el día de la fiesta y, además, muchas veces ese tipo de comidas está más rica si se prepara el día de antes.

Hay que tener en cuenta si entre nuestros comensales hay niños y/o invitados con alguna intolerancia alimentaria por si tienes que adaptar el menú o preparar algo para ellos... ¡¡Te agradecerán muchísimo que los tengas en cuenta!!

Respecto a las bebidas, es muy probable que no dispongas de espacio en la nevera para meter todas esas botellas y latas. Pues bien, si es una celebración Navideña el clima está de tu parte, ¡improvisa!: saca las bebidas a la terraza o ventana (siempre y cuando sea seguro) ¡Estarán tan frías como las de la nevera!


RECETAS

Bueno, tirando del recetario de Otro día Perfecto, aquí os dejo algunas recetas sencillísimas que os pueden venir muy bien:

-Crema de calabaza (la puedes preparar el día de antes)
-Empanada de atún (la puedes preparar el día de antes)
-Croquetas de queso de cabra y cebolla caramelizada (puedes tenerlas congeladas)
-Lombarda con manzana y bacon (mejor prepararlo el mismo día)
-Hojaldre de salmón (receta sencilla y muy rápida de preparar)
-Pastel de merluza (lo puedes preparar el día de antes)
-Hojaldre de crema pastelera (se puede hacer el día de antes)
-Galletas de jengibre (se puede hacer el día de antes)

Encontraréis muchas más AQUÍ.


MANTELES, CUBERTERÍA Y VAJILLA

A mi me ayuda mucho tener todo lo relativo a la mesa listo para ese día, para evitar situaciones como darte cuenta de que no tienes ningún mantel que cubra la mesa cuando la expandes del todo.

Si ya tienes manteles, revisa aquel que vayas a usar para ver si tiene o le ha salido alguna mancha, si es necesario plancharlo o si, como decíamos, sirve de medida. Si no tuvieras, no te preocupes, seguro que sin tener que hacer un gran desembolso, podrás adquirir un mantel precioso que podrás comprar en la zona de menaje de hogar de los grandes supermercados.

Igual pasa con la cubertería, cubiertos para servir, vajilla, vasos y copas, etc. Revisa si tienes para todos tus invitados y, sobretodo, tenlos listos y limpios para la ocasión.

Aunque normalmente me suelo apañar con lo que tengo, reconozco que me encanta (intento) montar mesas bonitas. Sin duda como invitada agradezco sentarme a una mesa bien montada, así que merece la pena dedicarle un poco de atención. No es necesario comprar una vajilla carísima, ni tener una cubertería de plata, pero puedes poner un centro bonito con algunos adornos navideños, unas velas... ¡¡Disfruta de este momento y saca tu lado creativo!! Verás como te encantará ver disfrutar a tus invitados.


CAMARERA

La mesa se llenará de copas, platos, bandejas, etc, por lo que te vendrá muy bien tener cerca un mueble auxiliar o "camarera" donde poder poner las botellas, paneras, servilletas,... O bien puedes desalojar de adornos alguno de los muebles del salón y usarlo como tal. Verás qué útil es. Evitarás tener la mesa atiborrada.


JUEGOS

Recomiendo no organizar la sobremesa imponiendo a los invitados algún tipo de juego o actividad. Es preferible que el rato posterior a la comida o cena fluya solo, pero sí es bueno contar con algún divertimento por si fuera oportuno, como juegos de mesa, cartas, películas, etc... Puede ser el broche de oro para pasar un rato muy divertido.


TIEMPO PARA TI

¡Recuerda que tendrás que arreglarte! Así que organiza bien los tiempos para que no te pillen con el delantal puesto y sin arreglar. Para ello, no está demás que le indiques a tus invitados una hora de llegada para que puedas organizarte.

Si eres invitado, según el protocolo, hay que ser puntual ¡pero! ser puntual no quiere decir llegar antes. Si se llega con demasiada antelación es más que probable que encontremos a los anfitriones ultimando algunos detalles o arreglándose. Mejor si llegas 10 minutillos tarde, seguro que los anfitriones te lo agradecen.


PEDIR AYUDA

Una cena o comida de Navidad puede ser demasiado si no tienes tiempo suficiente o experiencia en preparar este tipo de celebraciones, así que siempre puedes pedir a aquellos invitados con los que tengas más confianza y te transmitan más tranquilidad que te echen una mano para montar canapés, organizar el salón, para que se encarguen de realizar algún recado, etc.

Como decía, no sería la primera vez que me toca organizar una cena, comida de Navidad o cualquier otra celebración habiendo trabajado el mísmo día y le he tenido que pedir ayuda a mi madre con alguna de las elaboraciones.

Si eres invitado, no te olvides de preguntar si puedes ayudar en algo, si puedes aportar ese plato que te sale tan bien, si hay que llevar alguna silla, comprar hielos, etc.


RECOGER

Aunque parezca algo obvio, a mi me ayuda mucho tener todo preparado para que la recogida de la mesa sea más ágil y estemos el menor tiempo dedicado a la limpieza. Deja el lavavajillas desocupado y listo, ten a mano los recipientes donde guardarás las sobras, el cubo de la basura vacío, etc.

Esos momentos son para disfrutar y no estar todo el tiempo recogiendo y fregando, por lo que si no dispones de la ayuda de un lavavajillas posiblemente, si lo ves oportuno, te compense tener una vajilla desechable. Hoy en día las hay muy bonitas.


LO MÁS IMPORTANTE

Por último, lo más importante de todo y que tenemos que tener siempre en cuenta tanto de anfitriones como de invitados es que: "Lo importante es juntarse". Lo demás es secundario. Está claro que cuando alguien organiza una fiesta en casa lo que desea es que esté todo perfecto, pero tengamos siempre este lema presente para ser unos invitados agradecidos y unos anfitriones contentos y relajados. Así disfrutaremos todos muchísimo de la celebración.


¡Felices fiestas ;)!



DE CASTAÑAS, CALABAZAS Y CAMPANAS

31.10.18

                                     
(Fotos: CucuFlash)

A través del perfil de Facebook e Instagram hice un llamamiento en el que pedía a los lectores que compartieran conmigo aquellas costumbres que aún perduran (o no) en su pueblo, en el de sus padres o abuelos, en torno a la festividad del día de Todos los Santos, con el fin de reunirlas en una entrada para que todos pudiéramos conocerlas.

Porque... ¿Qué es de nuestras tradiciones?... Aunque cada vez más afianzadas, renegamos ante la llegada de tradiciones exportadas (o quizá no tanto...) como la de Halloween, pero tampoco nos esforzamos mucho por intentar conservar las nuestras o simplemente recordarlas, por ello en esta reseña de hoy encendemos una hoguera para sentarnos alrededor y contarlas al olor de las castañas asadas... Te invito a que acompañes la lectura con el crepitar de esta hoguera.




Hace frío fuera y llueve, así que siéntate por aquí, junto a la hoguera, coge algún dulce que ya empiezan a contarnos, ¡que lo disfrutes!:


Iris Martín trabaja en la oficina de Turismo de Patones y dirige la casa rural Melones (Patones de Arriba, Madrid) (Facebook - Web)

Te cuento un poco la tradición que hay en Patones. La llamaban las calabazas y he escuchado a algún vecino que también las llamaban las calaveras. Las personas más mayores del pueblo recuerdan que el día 1 de noviembre los chicos del pueblo preparaban calabazas que vaciaban y, después, colocaban una vela en su interior fabricada con cera de abejas de las colmenas del pueblo. Las ponían en las calles de Patones de Arriba para asustar a los demás vecinos. Se cultivaban calabazas en las huertas específicamente para utilizarlas ese día y había quien aprovechaba la parte de dentro de la calabaza para hacer dulces.

Cuando la gente bajó a vivir a Patones de Abajo se seguían colocando calabazas en el camino que lleva al cementerio. Es una tradición que se ha conservado hasta hace poco, unos 10 años. En la actualidad los vecinos organizan un pasaje del terror y una fiesta de disfraces la noche del 31 de octubre, pero voy a intentar, haciendo alguna actividad desde la casa rural, recuperar esta vieja tradición de la cual no se sabe ni su origen y desde cuándo se hacía.


Juan Árguedas (Zaragoza)

En el pueblo de mis padres no hay una tradición en particular. Mucha vela, silencio, ir al cementerio y poco más. Pero sí te voy a contar una tradición que hay en un pueblo cercano al de mis padres que se llama Ibdes y, sin tener nada que ver con la tradición yankee, siempre han andado con calabazas en esta época y no les copiaron, ya que la cosa viene de lejos.

Para explicártela mejor te hago un pequeño copia-pega que he buscado: "Ibdes, en la comarca de Calatayud, también cuenta con una larga tradición que comenzaba los días previos a la noche del 31 de octubre, cuando los más jóvenes iban a los huertos a coger calabazas que luego limpiaban y preparaban con paja y una mecha encerada para colocarlas ese día en las puertas de los vecinos del pueblo. Se dejaba la calabaza encendida y se llamaba a la puerta. Los que la ponían salían corriendo porque algunos vecinos los recibían con cubos de agua. La tradición se mantiene, pero ahora son los más pequeños los que limpian la calabaza con ayuda de sus padres y la colocan en sus propias casas" (Heraldo).

También, pero ya en el Pirineo, en muchos pueblos existen leyendas de los llamados almetas (ánimas que vagan) y totones (los guardianes que las conducen a su descanso sepulcral), que son almas en pena que aparecen la noche de Todos los Santos con velas encendidas y que hay que huir de ellos y no aceptar ninguna vela si te la ofrecen, para que no te arrastren. En Radiquero, un pueblo de Huesca, se ponían calabazas en las casas con una cara tallada y una vela dentro para que las almetas creyesen que las casas estaban habitadas por otra ánima y pasaran de largo.


Esther Doncel (Ceuta)

No sé si conoces la tradición de Ceuta. El día 1 de noviembre celebramos "el día de la Mochila". Todos nos vamos al campo a pasar el día con la familia y los amigos, y en nuestras mochilas no pueden faltar los frutos secos. 

El origen de la tradición es incierto. Unos dicen que viene de cuando la ciudad era un presidio, entonces ese día era el único en el que los familiares podían ir a verlos y les llevaban frutos secos, que era lo que más energía les aportaba para aguantar en prisión. Otros afirman que, como ese día iban al cementerio a visitar a sus familiares y estaba muy lejos, llenaban sus mochilas con comida y frutos secos de la época y echaban el día entre que iban y volvían. Y más teorías hay por ahí. Ese día no cabe un alfiler en el monte de la cantidad de gente que va.


El castañar de El Tiemblo (El Tiemblo, Ávila) (Facebook)

En El Tiemblo ha existido siempre, y a pesar de Halloween sigue bastante en vigor, la tradicional fiesta de La Calbotada donde en la noche del 1 de noviembre se suelen juntar las familias y grupos de amigos y se asan castañas de forma tradicional en hogueras o lumbres en los típicos hogares de las casas antiguas, en sartenes previamente agujereadas. Se toman junto con un chocolate casero con churros o bizcochos. Después los grupos de jóvenes a veces se acercaban al cementerio a medir su miedo, ya que el lugar después del día de Todos los Santos estaba lleno de flores y velas y presentaba un aspecto como ningún otro día del año.

También como curiosidad, siempre se ha comentado la escalofriante luz que salía del campanario de la iglesia esa noche, visible desde cualquier punto del pueblo... Se trataba de la hoguera que encendían, para calentarse y asarse sus castañas, los responsables de tocar las campanas durante ese día y noche de ánimas.


José Luján (El Tiemblo, Ávila)

La tarde del 1 de noviembre, día de Todos los Santos, se reúnen amigos y familias para hacer lo que aquí llamamos la calbotada. Se ponía lumbre en las calles y se asaban las castañas, ahora es en las casas o corrales. Antes se tiraban sonando las campanas toda la noche y en la torre de la Iglesia también ponían lumbre para calentarse y asar las castañas. Al anochecer el sacristán y los monaguillos recorrían las oscuras calles del pueblo haciendo sonar una campanilla y una carraca grande diciendo "ánimas del purgatorio" con el fin de recaudar limosnas para los responsos.

Había costumbre de hacer linternas con las calabazas, aunque creo que esas costumbres son muy anteriores a los años cincuenta. Se colocaban igual que ahora, dentro de casa o en las ventanas poniendo una vela dentro. Yo creo que esa costumbre es celta y que tenía que ver con los muertos. Por esas tierras el significado era el mismo, igual que ahora se pone una vela en casa cuando hace años que alguien murió. Por aquí, después de la guerra se dejaron muchas costumbres porque la gente no estaba de humor para celebraciones, menos las referentes a la Iglesia pues ellos sí estaban contentos.


Guillermo García (Tarragona)

Aquí en general el día 31 de octubre se celebra la Castanyada, una fiesta donde se comen las castañas y boniatos asados, los panellets y un poco de vino dulce moscatel.

Aprovechando lo que nos comenta Guillermo, he buscado algo de información sobre el origen de la Castanyada y parece ser que tiene que ver con los campaneros de las iglesias que tenía que pasar la noche tocando las campanas. Como era una tarea muy dura eran ayudados por amigos y familiares y, para pasar toda la noche, comían alimentos energéticos como las castañas, boniatos,... acompañados con vino moscatel que ayudaba a combatir el frío de la noche.

Aunque también, la tradición de comer los frutos de la temporada, proviene de antiguos ritos paganos. Hay que recordar que el otoño es la época de la cosecha y los antiguos celebraban fiestas como agradecimiento a los dioses por los frutos recogidos.

Aquí os dejo la receta de los panellets.




María Jesús Masero (Usagre, Badajoz)

Estas fechas me hacen recordar una tradición de la zona de Extremadura que, en parte, se está perdiendo. En mi pueblo, los niños salían a pedir la chaquetía que consistía en ir pidiendo casa por casa algo de comida como aguinaldo. Se les daba lo que había en ese momento: los frutos de la temporada como castañas, nueces, higos secos, bellotas, dulce de membrillo, etc y así pasaban la tarde merendando todos juntos. Entre esos niños estaban los monaguillos de la iglesia que tenían que pasar todo el día de difuntos doblando las campanas, y en el campanario, para entrar en calor, asaban las castañas y comían los frutos secos que les habían dado.

Para mi, un sabor muy característico de estas fechas era el de los casamientos que eran higos secos abiertos por la mitad y rellenos con nueces.


María de la casa rural Casa Los Portales (Garganta de los Montes, Madrid) (Instagram)

Aquí era tradicional hacer las "linternas" con las calabazas y se salía (sin disfraz, claro) a pedir algo para la calabaza. Te daban nueces, castañas, mandarinas... ¡Y alguna moneda de 100 pesetas podía caer también!. Hasta mi padre salía de niño con la calabaza, así que de "americanada" por aquí nada de nada. Además en Los Santos, en esta zona, se suelen comer puches que son como unas gachas dulces con picatostes que están buenísimas.

Aquí os dejo la receta de las puches.


Ángela Cabrera (Fuentes de Andalucía, Sevilla)

Yo soy de un pueblo de la provincia de Sevilla y el día de Los Santos no se hace nada en especial, pero, después de ir al cementerio a limpiar y cambiar las flores a nuestra familia por la mañana, luego almorzamos y en el café se toman huesos de Santo (dulce hecho de mazapán con crema pastelera) y sopaipillas que es un dulce típico de posguerra, muy humilde, pero que está buenísimo. Las sopaipillas se trata de la masa del pan con anís o matalauva y se estira con aceite de oliva en vez de harina. Se cortan en cuadraditos y se fríen suavemente. Al comer, mejor con chocolate caliente... Y para los golosos se mojan en azúcar y canela.

Todo ésto lo tomamos como merienda-cena mientras toda la familia, junto a la chimenea, recordamos con alegría a los que ya no están.

La verdad es que esto se hacía cuando yo era pequeña. A día de hoy se sigue haciendo pero por el trabajo y los estudios no puedo ir; sin embargo mis hermanos que pueden lo siguen celebrando con mi madre.


Chelo de la casa rural la Anduriña (Celeirós, Ourense) (Web - Instagram)

Le he preguntado a mis padres, ya que ellos son de una pequeña aldea de Galicia, y no tienen una tradición como tal más que la celebración del magosto que consistía en que, después de la recolecta de las castañas se asaban y se probaba el vino joven que se había hecho ese año.

Me contaban que, aunque a día de hoy no se conserva la tradición, sus abuelos vaciaban calabazas, dibujaban caras en ellas y ponían en su interior una vela para iluminarlas. Posteriormente las depositaban en el cementerio.


Rosa Cerro Montero (Madrid)

Tengo 38 años, con mi abuela Rosa viví hasta los 8 y cada 1 de noviembre nos íbamos al cementerio de Alcobendas a velar a mi abuelo Deogracias, desde las 8 de la mañana hasta las 17h de la tarde. La empresa Montes ponía ese servicio especial. Comíamos allí, en el cementerio. A la vuelta mi madre compraba castañas asadas en la plaza del ayuntamiento y subíamos por Constitucion.

Para mi el día de Todos los Santos es muy especial... ya lo ves... Pero si te quieres poner más "romántica" en plan freak total para tener ese ambientillo, te recomiendo que te leas Luces de Bohemia de Valle Inclán, veas el Cuervo y la Bruja de Blair.

Desde que soy mami, y bueno, desde que conocí a mi ex-marido, perdí ese rollito tan místico previo al día de Todos los Santos, pero la vida es justa y a mi pequeña Erika le fascina tanto como a mi. Así que te agradezco que me hayas dado la oportunidad de contarte ésto porque acabo de recordar muchas cosas que me hacían feliz.


Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón (Facebook - Web)

Nos ha contado el chico que está de prácticas con nosotros que su familia es de Montejo de la Sierra y en esas fechas bajaban cantando por las callejas al cementerio a decorar los muros y el propio cementerio. Era un rito pagano pero de valor espiritual.

La tradición de ahuecar las calabazas que se suele asociar a tradiciones norteamericanas aquí también se hacía. Por la parte delantera la cortaban con forma de cara y por la parte opuesta, la cortaban en forma de cruz, de tal manera que al sujetar la calabaza con las dos manos, la luz de la cruz se reflejaba en el pecho del que llevaba la calabaza.




No sé qué os habrá parecido esta recopilación de nuestras tradiciones... ¿os han sorprendido? ¿os parecen arcaicas, sin futuro?... ¿os dejan una sensación rara pero agradable como si os hiciera recordar algo?...

Las tradiciones son mucho más importantes de lo que creemos porque crean un sentimiento de pertenencia a una comunidad. Ahora apenas conocemos a los vecinos de nuestro mismo bloque porque poco nos une y éso, al final, te hace menos solidario con los de tu alrededor... Las tradiciones te sacan a la calle, te hacen relacionarte con tus vecinos, junta a las familias y, quizá lo más importante, te hace sentir que perteneces y estás apoyado por un grupo, que tienes un vínculo con ellos simplemente por el hecho de compartir una identidad propia.

Quiero agradecer la participación a todos los que habéis colaborado conmigo porque os habéis volcado de verdad en ayudarme, a pesar del poco tiempo del que disponíamos. Algunos ya no solo me habéis contado vuestra experiencia sino que habéis preguntado a familiares, amigos y compañeros y eso, sin duda, ha enriquecido mucho este trabajo. Y también quiero agradecer al estudio de fotografía CucuFlash que me haya prestado estas fotos para adornar la publicación y a Iris por enviámelas.

Posiblemente esta es una de las entradas con la que más he disfrutado por el trabajo que hay detrás y por las charlas que he mantenido con los que han participado y, aunque toca publicar ya, sigue abierta a toda la información que me queráis enviar, porque seguro que por ahí ha quedado alguien que, por falta de tiempo, no ha podido contarme su tradición.


Otro día Perfecto 


PREPARANDO LA VUELTA

26.8.18

Otro día Perfecto

¡Estoy aquí! No me he olvidado de vosotros.

Como ya imaginareis mi ausencia no tiene sino otra explicación que disfrutar al máximo de la pequeña Leonor todo el tiempo que me queda libre después del trabajo. Aunque no os negaré que también echo de menos el blog y no hay día que no piense en él y en volver a escribir, al fin y al cabo todo proyecto es un hijito que apetece cuidar. No obstante, ya os voy adelantando que, poco a poco, ando preparando cosillas para empezar (¡si es posible!) en septiembre.

¡Menuda vida esta la de la maternidad! ¿Verdad?... Tranquilos que no vengo a descubrirla, que éso ya se hizo hace millones de años (y en peores condiciones) pese a que ahora parezca que lo acabamos de descubrir.

Sin duda estos últimos meses han sido muy intensos. Aunque no me pillaba de nuevas ya que me lo esperaba o, más bien, lo deseaba, es una pasada ver cómo eres capaz de volcarte con una personita,  dejar a un lado esa inmadurez que parasita en los "jovenes" de hoy en día, de ser capaz de hacer cosas que no esperabas, de tener capacidades y un sexto sentido casi mágico...

He de reconocer que... ¡¡Estoy disfrutando!!.. Disfrutando de lo bueno y de lo malo... Pero aquí no hay nadie perfecto y he pasado algunos malos momentos, sobretodo al principio y entiendo que quizá con más intensidad cuando eres primeriza, pero tenía muy claro que todo, absolutamente todo era una bendición. Cuando lloraba superada por alguna situación siempre me recordaba una y otra vez que disfrutara de ello porque el tiempo pasa y se hacen grandes muy rápidamente y ya ves, ¡¡cómo crecen!!... La verdad es que ese lema me daba muchas fuerzas y cambiaba mi forma de verlo todo... Es lo único que aconsejaría a una futura madre: que disfrute de lo bueno y, sobretodo, también de lo malo.  El resto sale solo. Y al final, como siempre digo, el mejor de los regalos: que esa personita te mire y te sonría como no lo ha hecho nunca nadie.

Por otro lado, mi otro peque, Wallace, ha pasado por una época un poco complicada y lo hemos pasado bastante mal. Nuestro chico sinvergonzón ha estado muy pachucho, pero, por suerte, dimos con un equipo de profesionales maravilloso que le ha sacado adelante. No podíamos imaginar que pudiera salir de ésto y, a pesar de intentar hacer todo lo posible por él, nos empezamos a hacer a la idea (si es que éso es posible) de lo peor... Sin embargo, ahora está fenomenal y nosotros estamos tremendamente agradecidos de poder disfrutar de él mucho más tiempo... Y él encantado porque ahora le consentimos muuucho más. En la última revisión sus médicos se han quedado maravillados de la evolución que ha tenido. ¡Cómo se han volcado con él y qué cariñosos han sido!... De verdad, ¡qué agradecidos estamos!

A todos los seguidores os agradezco que sigáis por aquí a pesar del parón. Que quizá Google no perdone, pero vosotros sí entendéis que lo importante es lo importante.


Nos vemos pronto ;)


PARMENTIER GRATINADO CON VERDURAS

14.3.18

Receta parmentier gratinado con verduras

Con este pastel de parmentier gratinado y verduras seguro que sorprendéis a grandes y pequeños. Una receta sana, muy fácil de elaborar, pero ¡¡deliciosa!!

Hace unos días adelantaba en Facebook e Instagram que pronto publicaría esta receta y, bueno, aquí la tenéis. No sé si será porque en casa nos encantan las verduras, pero la verdad es que este pastel de patata y verduras nos gusta muchísimo.

Muchos habréis pensado al ver la foto que estaba cubierto de salsa bechamel y, aunque también estaría especialmente rico con la bechamel, en esta ocasión vamos a utilizar un ligero puré de patata para cubrir las verduras. Os aseguro que os va a encantar porque la crema de patata le aporta suavidad al sabor de las verduras.

Para el relleno de esta receta, voy a usar brécol, calabacín y coliflor, pero ¿os imagináis la misma receta con otras combinaciones?... Como punto "sabrosón" he añadido bacon que le da el toque especial y el queso gratinado remata esta sana pero deliciosa receta. Sin duda más nutritiva no puede ser y una buena forma de ofrecer verduras en casa si es que no gustan demasiado.


INGREDIENTES
(4 ó 5 raciones)

1 sobre de puré de patata instantáneo
Leche semidesnatada o entera
1 cucharada de mantequilla
Nuez moscada molida
1 brócoli
1 coliflor
1 calabacín
2 dientes de ajo
125 gr de bacon
Aceite de oliva virgen extra
Queso rallado
Sal


Ingredientes para el pastel de patata y verduras


1. Esta receta se gratinará al final por lo que es importante precalentar con tiempo el horno en modo grill o calor-arriba si el horno no tuviera grill.

2. En una olla ponemos agua y un poco de sal y hervimos el brécol y la coliflor que previamente habremos cortado en arbolitos y lavado. Hay que estar pendiente de que no se ablanden demasiado para que no se deshagan ya que después lo rehogaremos unos minutos. También añado un chorrito de vinagre al agua para neutralizar el olor que desprende, sobretodo, la coliflor. El vinagre no le aporta ningún sabor.


Cocer brecol y coliflor


3. Mientras se escaldan las verduras (excepto el calabacín), picamos muy finito el ajo y lo doramos despacito en un perol con un fondo de aceite de oliva.


Rehogar el ajo


4. A continuación añadimos el bacon troceado o en tiritas y se sofríe unos minutos.


Rehogar el bacon


5. Lavamos muy bien el calabacín sin pelar (solo le quitaremos las partes de piel golpeadas o que estén feas), lo troceamos y lo rehogamos junto con el ajo y el bacon. Añadimos un poquito de sal.


Rehogar el calabacín


6. Pasados unos minutos añadimos el brécol y la coliflor y rehogamos a fuego medio. Mezclamos con cuidado todos los ingredientes para que se mezclen bien los sabores. Rectificaremos de sal.


Rehogar brécol y coliflor


7. Mientras tanto vamos a ir preparando el puré de patata. Lo ideal sería hacerlo natural, por éso os dejo una receta de puré de patata en los consejos que dejo siempre en el "más cosillas", pero en este caso he utilizado un sobre de puré de patata instantáneo y sale también muy bueno y nos ahorra un poco de tiempo.

Os cuento cómo lo preparo. El fabricante indica que, para un sobre de 125g, hay que poner a calentar 500ml de agua y 250ml de leche. Añado una nuez de mantequilla, una piza de nuez moscada molida y un poco de sal. Cuando empieza a hervir el líquido bajo el fuego y voy añadiendo poco a poco los copos del puré sin parar de remover con una cuchara y hasta conseguir la textura que necesito. Para estas cantidades no gasto todo el sobre de puré, más o menos la mitad. Lo importante es que no quede ni muy espeso, pero tampoco muy líquido. Si se van a preparar más raciones, habrá que contar con preparar más puré.


Preparar puré de patata


8. Una vez preparado el puré, distribuimos bien la verdura en una fuente apta para el horno.


Verduras en bandeja para horno


9. Cubrimos la verdura con el puré de patata.


Cubrir verduras con puré de patata


10. Después esparcimos por arriba queso rallado del tipo que más nos guste.


Cubrir con queso rallado


11. Por último se gratina en el horno durante unos minutos hasta que el queso se ponga doradito. Podemos dejar preparada la receta y gratinarla en el último momento por lo que, en ese caso, habría que calentar el horno a unos 180º con calor arriba y abajo y meter la bandeja durante unos 15 minutos aproximadamente para que se caliente, dándole al final 5 minutos de grill o hasta que se dore el queso.
¡¡Listo!!

Pastel de patata gratinado con verduras


MÁS COSILLAS:

-Se pueden combinar las verduras que más te gusten: champiñones, pimiento rojo, zanahoria, calabaza, espárragos, berenjena, cebolla, etc. O prepararlo con una sola verdura como la coliflor o el brécol.

-Si quieres preparar un puré de patata natural es tan fácil como hervir las patatas peladas (enteras o troceadas. Si son enteras, que sean del mismo tamaño) en agua con un poco de sal, cuando estén blandas las escurres y las pones en una olla. Con la ayuda de un tenedor o un prensa patatas las machaca, luego añades leche caliente (añade la leche poco a poco hasta que consigas la consistencia que más te guste), la mantequilla, una pizca de nuez moscada y mezclas bien a fuego bajo. Prueba y rectifica de sal. 

-Añadir bacon a esta receta es opcional. En caso de no tener se puede prescindir de él o bien se puede sustituir por pechuga de pollo, lomo adobado, salchichas troceadas, etc.

-Esta receta es ideal para llevar en tupper al trabajo.

-Pinchando en RECETAS encontrarás el paso a paso, contado así de bien, de todas las recetas de Otro día Perfecto.

-Si quieres estar al día de todas las publicaciones de Otro día Perfecto, sígueme en Facebook ;)

-Mira el calendario de frutas y verduras de temporada y aprovéchate de sus beneficios.


¡¡Sigue Otro día Perfecto!!


EL FEMINISMO SE NOS VA DE LAS MANOS

8.3.18

8-marzo-1908

No hay vez que no vaya a votar... ¿Sabéis por qué?... Por la gratitud que tengo hacia todas las mujeres que lucharon y murieron para que yo hoy pueda ejercer mi derecho a decidir... Se lo debo. Pero también se lo agradezco a todos los hombres que consiguieron que se pudiera votar y que, a lo largo de la historia, han apoyado a las mujeres para mejorar sus condiciones.

Estoy agotada... soy una mujer agotada. Estoy cansada de tener que gritarle al mundo que soy una superheroe porque soy madre, porque trabajo fuera de casa, porque trabajo en casa, porque también soy inteligente, porque tenemos que luchar y luchar y luchar... ¿Pero qué le pasa al feminismo? Este feminismo actual tiene el síndrome del Yoísmo y tengo la extraña sensación de que no le está haciendo ningún favor a la mujer... Todo lo contrario, tengo la sensación de que consigue que la mujer pierda cierta credibilidad.

No, no soy ninguna machista, ni una sometida... Soy feliz de ser mujer, mucho, y soy tremendamente feliz de ser madre de una niña (y si hubiera sido un niño también, por supuesto), pero a estas alturas de la historia no creo que el éxito esté en agotar nuestras fuerzas gritando, autoconvenciéndonos de lo maravillosas que somos... ¿Es que lo dudamos...? 

Se tiene que homenajear a todas esas mujeres y todos esos hombres que han conseguido que nosotras vivamos mucho mejor, pero la lucha, la lucha quiero hacerla de la mano de los hombres. Porque hay que luchar por la igualdad como personas, porque quiero que todos tengamos los mismos derechos, el mismo sueldo, el mismo trato en todos los ámbitos de la vida... Pero no nos hace más fuerte separarnos.


Hoy le he preguntado a un hombre: "Tú, como hombre, realmente, sin paños calientes, sin decirme lo políticamente correcto, ¿qué piensas del feminismo? Por favor, dime realmente lo que piensas". Y me ha respondido textualmente lo siguiente:

-"Hay dos temas. Por un lado me parece totalmente lícito y correcto que se reclame una igualdad salarial, etc. No puedo entender que por el hecho de ser mujer te paguen menos por el mismo trabajo que un hombre, me parece que ese derecho es bueno pelearlo; así como el tema de que la mujer puede y tiene la capacidad para hacer los mismos trabajos que un hombre (sin meterme en trabajos físicos). Y ahora lo segundo: me parece que hay sectores de feministas que están perdiendo el norte..."

-¿Por qué?

-Se nos ve al hombre como el enemigo, el maltratador en potencia, el opresor y una cosa no tiene nada que ver con lo otro. Habrá hombres de la edad de las cavernas, pero yo creo que nunca he tratado mal a una mujer por el hecho de serlo, tratarla como alguien inferior. Nunca. Pero para las feministas actuales yo, por ser hombre, soy el adversario. Una cosa está clara, creo que la mujer para reclamar sus derechos, tan lícitos como para cualquier hombre, no tiene por qué atacar al hombre. Somos muchos hombres que no consideramos de menos a la mujer y nos meten en el mismo paquete. Luchar por los derechos lo apoyo, pero sin echarnos mierda.


Feminismo... Machismo... Creo que se erradicaría de la mano de la educación. Sin duda la frase de William Ross Wallace "la mano que mece la cuna es la mano que gobierna el mundo" es la mayor de las verdades. Eduquemos a nuestros hijos en la igualdad, en el respeto. Mi marido y yo trataremos de educar a nuestra hija para que sea una persona justa, buena, que no odie a nadie por sus ideas, género, color y condición y para que crea en si misma y se respete... Y si algún día tenemos un hijo le educaremos en los mismos valores y no permitiremos que menosprecie a una mujer.

Por otro lado está el gran tabú... Cuesta decirlo. Parece que no se puede decir, pero creo que muchas cosas mejorarían si lo asumiéramos de una vez por todas. Y es que considero que los hombres y las mujeres somos distintos. Iguales como personas, como humanos... Pero distintos... ¿Por qué nos empeñamos en ser iguales?... Por ejemplo, tenemos gustos distintos y no siempre es por educación... Es normal que un niño te pida un coche en vez de una muñeca... Va en la naturaleza... Y no pasa nada (otra cosa es que quiera una muñeca y no se la compres simplemente porque éso es cosa de niñas)... El día que seamos comprensivos y valoremos las diferencias naturales entre hombres y mujeres, seguramente la cosa cambiaría. 

Si fuéramos iguales no seríamos mujeres y hombres, pero somos distintos y éso NOS COMPLEMENTA. Somos un equipo. Y como en un buen equipo, cada uno aporta lo mejor que tiene.

Espero que no se haya malentendido ninguna de mis palabras. Como mujer jamás echaría piedras sobre mi propio tejado y, mucho menos, sobre el tejado de mi hija y su futuro, pero me apetecía expresar lo que yo siento como mujer. Somos tremendamente maravillosas (y ellos también) pero no perdamos el tiempo y las fuerzas intentando convencer a nadie.

Luchemos juntos, hombres y mujeres, mujeres y hombres, por conseguir la igualdad y el respeto en todos los ámbitos. Y, sin duda, estemos tremendamente agradecidos, hoy 8 de marzo y todos los días, por todas las mujeres y hombres que lucharon para que el mundo fuera un poquito mejor.

Gracias por leerme ;)

Abro el debate y espero vuestros comentarios donde me podéis contar vuestras impresiones, sentimientos, ideas, etc. 


"Un verdadero maestro de las artes marciales vence a otras fuerzas enemigas sin batalla, conquistando otras ciudades sin asediarlas y destruye a otros ejércitos sin emplear mucho tiempo." (El arte de la guerra" de Sun Tzu)


¡¡Sígueme!!


LENTEJAS CON CHORIZO

27.2.18

Lentejas con chorizo receta fácil

Preparar unas lentejas con chorizo para comer es la mejor forma de perfeccionar un día frío... o no tan frío ;)... , ¡¡ Y es tan fácil prepararlas...!!

Normalmente suelo preparar las lentejas con verduras, una receta que ya compartí y que tienen mucho éxito porque están riquísimas a pesar de no tener ningún ingrediente "sabrosón"; pero en estos días fríos no me digáis que no apetece preparar un guisito de estos de toda la vida.

Tampoco llevan una gran carga calórica así que merece la pena prepararlas de vez en cuando porque entonan el cuerpo, sobretodo si el tiempo es un poco desapacible; no obstante, si prefieres cuidarte un poquito más o eres vegetariano, se puede preparar la receta igual pero sin añadir el chorizo.

Si sueles comer en el trabajo o bien no tenéis mucho tiempo para cocinar os recomiendo que contéis con hacer raciones de más ya que este tipo de guiso congela muy bien. Así podéis disponer de un plato calentito y nutritivo en cualquier momento sin necesidad de pasar demasiado tiempo en la cocina. Y si comes fuera, ¡qué mejor que un buen plato de comida casera!


INGREDIENTES (3 ó 4 raciones)

200 gr de lentejas pardinas secas
1 ó 2 zanahorias
1 cebolla pequeña
1 patata mediana
1 ó 2 chorizos frescos tiernos
2 ajos
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen
1 litro de agua
Comino
Pimentón
Sal


Ingredientes lentejas con chorizo


1. Picamos los ajos finitos y los ponemos a rehogar en una olla con un buen chorro de aceite de oliva a fuego medio.


Rehogar ajos


2. Mientras se rehogan los ajos, picamos la cebolla. También pequeñita para que, tanto los ajos como la cebolla terminen casi deshaciéndose y no se encuentren en el estofado. Se añade la cebolla y se sigue rehogando. Echamos un poco de sal.


Rehogar cebolla


3. Pelamos la zanahoria, la cortamos en daditos y la añadimos a la olla. Se tapa la olla y se deja rehogar unos minutos.


Rehogar zanahoria


4. Se corta el chorizo en rodajas y se añade al sofrito. Se mezcla y se sofríe el chorizo hasta que se ponga un poco doradito.


Sofreir chorizo


5. A continuación lavamos las lentejas para quitarles el polvillo (al ser pardinas no es necesario ponerlas a remojo). Añadimos al sofrito una cucharada de pimentón, removemos y, para que no se queme el pimentón, rápidamente añadimos las lentejas escurridas y mezclamos bien mientras se rehogan.


Rehogar lentejas


6. Ahora añadimos el agua (aproximadamente 1 litro o que cubra unos dos dedos por encima de las lentejas) y una cucharadita de comino y el laurel. Tanto el comino como el laurel son opcionales, pero recomiendo incluirlos porque enriquecen el guiso no solo dando sabor. Yo uso el comino molido, aunque puede ser en grano.


Añadir agua, laurel, comino


7. Cuando el agua rompa a hervir tapamos la olla y la dejamos a fuego medio durante una media hora aproximadamente. Mientras tanto pelaremos, lavaremos y cortaremos en trozos la patata y reservaremos hasta que pase un rato.


Rompe a hervir el guiso de lentejas


8. Pasados los 30 minutos incorporamos las patatas, agua fría si fuera necesario y rectificamos de sal. Finalmente dejamos cocer otra media hora. Pasado el tiempo, probaremos y volveremos a rectificar de sal.


Lentejas con chorizo

¡¡Listas!!


Presentación lentejas con chorizo


MÁS COSILLAS:

-Si quieres hacer más nutritivo este plato, prepara un poco de arroz blanco y añádelo a la olla o al plato al servir. ¿Sabías que combinar los aminoácidos de las lentejas y del arroz proporciona una fuente muy completa de proteínas similar a la de origen animal? El resto de verduras que añadimos a este guiso lo enriquecen con vitaminas y minerales.

-Como decía en el paso a paso, tanto el comino como el laurel son opcionales, pero además del buen sabor que le aportan al guiso, mejoran la digestión favoreciendo la función del hígado, eliminando los gases y previenen la acidez, entre otras cosas.

-El chorizo lo he puesto normal pero, si te gusta, puedes gastar uno picante.

-Las lentejas no son recomendables o deben ser consumidas con prudencia por las personas que padezcan gota, artritis y arteriosclerosis.

-Pinchando en RECETAS encontrarás el paso a paso, contado así de bien, de todas las recetas de Otro día Perfecto ;)

-Si quieres estar al día de todas las publicaciones de Otro día Perfecto sígueme en Facebook ;)


¡¡Sigue Otro día Perfecto!!


LOMBARDA CON MANZANA Y BACON

22.1.18

Lombarda-con-manzana-y-bacon

Cómo preparar lombarda con manzana y bacon. Receta fácil, económica, deliciosa y contada en un sencillo paso a paso.

Hoy os traigo una receta llena de color, pues no se podrá decir que la lombarda no es una de las hortalizas más bonitas que hay, ¿verdad?... Pues vamos a aprovechar que ahora estamos en temporada para consumirla y, para ello, comparto con vosotros esta receta rica y sencilla en la que la combinaremos con manzana y bacon.

Así es como suelo prepararla en casa. El bacon le da un saborcito muy agradable y ahumado y la manzana le aporta el toque dulce ligeramente ácido y, aunque hay recetas que incluyen otros ingredientes como el vinagre, pasas, etc, yo creo que así, sin más, este plato está delicioso, ya sea como guarnición para carnes o pescados o como un primer plato.

Es importante consumir alimentos de temporada, ya no solo porque se han cultivado en su época natural saliendo así más económicos, sino porque, por norma general, no se usan pesticidas y abonos sintéticos en su cultivo. Además, los alimentos de temporada son, desde el punto de vista nutricional, de mayor calidad al no ser almacenados ni refrigerados. Puedes ver el calendario de frutas y verduras de temporada pinchando aquí.

Veréis qué facilita es esta receta... ¡¡Empezamos!!


INGREDIENTES (3 ó 4 raciones):

1/2 lombarda
1 manzana
125gr aprox de bacon
2 ó 3 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Ingredientes Lombarda con manzana y bacon


1. Ponemos a hervir agua en una olla. Mientras se calienta, retiramos las hojas externas de la lombarda si estuvieran feas y cortamos el resto en trozos o tiras... ¿No os parece bonita la lombarda?


Se cuece la lombarda


2. Cuando el agua ya esté caliente añadimos la lombarda y un poco de sal. Y dejamos cocer hasta que esté algo blandita. Se puede quedar un poco al dente, ya que luego la rehogaremos y ahí se ablandará más.




3. Mientras ponemos un buen chorro de aceite de oliva en un perol, que cubra la base, y doramos los dientes de ajo picados o en laminas... ¡¡Ojo, que no se quemen!!


Se doran los ajos


4. Cuando los ajos ya estén doraditos, añadimos el bacon en tiras y salteamos unos minutos.


Se rehoga el bacon


5. Añadimos al perol la manzana troceada en láminas y rehogamos. Añadimos una pizca de sal.


Se rehoga la manzana


6. Por último, cuando la lombarda esté en su punto, con ayuda de una espumadera o un cucharón de espaguetis, pasamos la lombarda al perol. Mezclamos bien todos los ingredientes y rehogamos durante un rato. En caso de que necesitemos hidratar el guiso para que la lombarda se ablande un poco más, añadidermos un poco del agua de cocer la lombarda. Probamos y rectificamos de sal.


Se rehoga la lombarda

¡¡Lista!!

Lombarda con manzana y bacon


MÁS COSILLAS:

-Si os gusta en casa, puedes añadir un puñado de pasas y/o piñones en el paso 5. 

-Se le puede echar un chorrito de vinagre normal o de manzana en el paso 6 quedando así también muy buena.

-Pinchando en RECETAS encontrarás el paso a paso, contado así de bien ;), de todas las recetas de Otro día Perfecto.

-Pincha AQUÍ si quieres ir a ver el calendario de frutas y verduras de temporada.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...