PREPARANDO LA VUELTA

26.8.18

Otro día Perfecto

¡Estoy aquí! No me he olvidado de vosotros.

Como ya imaginareis mi ausencia no tiene sino otra explicación que disfrutar al máximo de la pequeña Leonor todo el tiempo que me queda libre después del trabajo. Aunque no os negaré que también echo de menos el blog y no hay día que no piense en él y en volver a escribir, al fin y al cabo todo proyecto es un hijito que apetece cuidar. No obstante, ya os voy adelantando que, poco a poco, ando preparando cosillas para empezar (¡si es posible!) en septiembre.

¡Menuda vida esta la de la maternidad! ¿Verdad?... Tranquilos que no vengo a descubrirla, que éso ya se hizo hace millones de años (y en peores condiciones) pese a que ahora parezca que lo acabamos de descubrir.

Sin duda estos últimos meses han sido muy intensos. Aunque no me pillaba de nuevas ya que me lo esperaba o, más bien, lo deseaba, es una pasada ver cómo eres capaz de volcarte con una personita,  dejar a un lado esa inmadurez que parasita en los "jovenes" de hoy en día, de ser capaz de hacer cosas que no esperabas, de tener capacidades y un sexto sentido casi mágico...

He de reconocer que... ¡¡Estoy disfrutando!!.. Disfrutando de lo bueno y de lo malo... Pero aquí no hay nadie perfecto y he pasado algunos malos momentos, sobretodo al principio y entiendo que quizá con más intensidad cuando eres primeriza, pero tenía muy claro que todo, absolutamente todo era una bendición. Cuando lloraba superada por alguna situación siempre me recordaba una y otra vez que disfrutara de ello porque el tiempo pasa y se hacen grandes muy rápidamente y ya ves, ¡¡cómo crecen!!... La verdad es que ese lema me daba muchas fuerzas y cambiaba mi forma de verlo todo... Es lo único que aconsejaría a una futura madre: que disfrute de lo bueno y, sobretodo, también de lo malo.  El resto sale solo. Y al final, como siempre digo, el mejor de los regalos: que esa personita te mire y te sonría como no lo ha hecho nunca nadie.

Por otro lado, mi otro peque, Wallace, ha pasado por una época un poco complicada y lo hemos pasado bastante mal. Nuestro chico sinvergonzón ha estado muy pachucho, pero, por suerte, dimos con un equipo de profesionales maravilloso que le ha sacado adelante. No podíamos imaginar que pudiera salir de ésto y, a pesar de intentar hacer todo lo posible por él, nos empezamos a hacer a la idea (si es que éso es posible) de lo peor... Sin embargo, ahora está fenomenal y nosotros estamos tremendamente agradecidos de poder disfrutar de él mucho más tiempo... Y él encantado porque ahora le consentimos muuucho más. En la última revisión sus médicos se han quedado maravillados de la evolución que ha tenido. ¡Cómo se han volcado con él y qué cariñosos han sido!... De verdad, ¡qué agradecidos estamos!

A todos los seguidores os agradezco que sigáis por aquí a pesar del parón. Que quizá Google no perdone, pero vosotros sí entendéis que lo importante es lo importante.


Nos vemos pronto ;)


2 comentarios:

  1. HOLA BONITA...
    Pués si la maternidad aunque es un estado natural, no es fácil, tambien es natural la vida y tampoco es fácil; pero afortunadamente de todo se sale y de todo se aprende para fortalecernos.
    Me alegra leer todo lo que dices, pero en especial lo de WALLACE; menudo susto y angustia pasaríais,me pongo en vuestro lugar por los momentos que estoy viviendo con PUCKY; vamos a tener fe y espero que salga triunfadora como vuestro hurón.
    Te mando todo mi cariño y agradecimiento por estar siempre ahí y dedicarme unas letras sabiendo lo atareada que estas.
    HASTA MUY PRONTO QUERIDA, te esperamos en septiembre; un besito para ti y tu princesita ^:^
    Conxita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conxita!! Me consta por tu blog que tú también andas muy atareada así que también te agradezco que pases un ratito a dejarme un comentario. Ya me contarás qué tal Pucky y la pequeña Uma.
      Un besito enorme!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...