GARBANZOS CON REPOLLO

19.11.12







Cuando era muy pequeña y mi madre hacía su exquisito Cocido madrileño, siempre miraba si había caído algún garbanzo negro y me lo daba a mi diciéndome: "¡¡qué suerte, te ha tocado un garbanzo negro. ¿sabes?, si te lo comes tendrás suerte y te podrás muy guapa!!"... Y yo tan contenta me lo comía como si aquel garbancito fuera poseedor de una magia extraordina. Ahora me pregunto si los garbanzos negros no tendrán alguna mutación extraña o serán tóxicos.. jaja.. pero bueno, he de reconocer, que siempre que hay para comer garbanzos tengo la ilusión de que me toque alguno y me aporte sus maravillosas "virtudes" :)




Y como estos días están siendo tan fríos y lluviosos, pues qué mejor que hacer un plato calentito y reconfortante como un puchero de garbanzos con repollo.

En esta ocasión he prescindido de ingredientes como el chorizo.. tocinito.. morcilla... para hacer una receta mucho más ligera y, desde luego, sana... pero no por ello, menos sabrosa.

Los he hecho en una olla normal, así que he de advertir que si alguien se anima a hacer esta receta, hay que disponer de tiempo. No es complicada, pero lleva su tiempo.


INGREDIENTES (3 raciones):

- Garbanzos secos (unos 100gr por persona).
- Medio repollo pequeño (ó 1/4 de repollo si no quieres que tenga demasiado repollo)
- 2 zanahorias.
- 1 patata grande.
- Media cebolla grande.
- 1 pastilla de concentrado de jamón (opcional)
- Pimentón dulce.
- Colorante alimentario.
- Comino molido
- Sal.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Agua (La proporción de agua para los garbanzos es de 3 de agua por 1 de garbanzos)






1. El día de antes ponemos a remojo los garbanzos en un bol con agua templada con una cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato. Tendrán que estar en agua, por lo menos, 12 horas. Obviamente, el agua estará templada sólo al principio.

2. Al día siguiente, le retiramos a los garbanzos el agua en el que han estado toda la noche, los aclaramos con agua limpia y los dejamos escurrir.

3. Ponemos una olla con agua a calentar (sin sal, ya que endurecería la piel). Cuando el agua rompa a hervir añadimos los garbanzos. Durante 10 minutos los tendremos a fuego alto y sin tapar y verás que va saliendo una espumilla que tendrás que ir retirando con una espumadera (es más fácil que con un cucharón como hice yo). De esta forma retiras las impurezas que puedan tener los garbanzos.. Esta operación la tendrás que realizar varias veces hasta que veas que el agua va quedando limpia.





4. Pasados los 10 minutos, deja cocer durante 1 hora aproximadamente a fuego lento.

5. Mientras los garbanzos están a lo suyo.. Limpiamos el repollo si es que tuviera alguna hoja un poco estropeada y cortamos en trozos medianitos. Y en una olla a parte con abundante agua y una pizca de sal la ponemos a cocer durante unos 15 ó 20 minutos... Transcurrido ese tiempo, pon el repollo a escurrir y resérvalo hasta que le toque su turno.




6. Empezamos a preparar las hortalizas. Picamos finita la cebolla y reservamos. También pelamos, lavamos bien y cortamos en "cubitos" la patata y las zanahorias.




7. En una sarten, ponemos un chorrito de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la cebolla que rehogaremos durante unos minutos.. Pasados esos minutillos, retiramos la sartén del fuego y añadimos una cucharadita de pimentón que removeremos para mezclar y que no se queme.




8. Pasada la primera hora en la que han estado cociendo los garbanzos, añadimos a la olla el sofrito de cebolla, la patata, la zanahoria y el repollo.

9. Posteriormente añade un poco de sal, la pastilla de concentrado de jamón (opcional) y unos polvitos de colorante para darle mejor color.




10. Puedes añadir agua al guiso si fuera necesario. Importante que sea agua muy caliente o hirviendo para no romper la cocción.

11. Y de nuevo habrá que dejar cocer a fuego lento durante aproximadamente 1 hora más. Si pasada esa hora ves que no están del todo blandos, habrá que dejarlos otro rato hasta que estén en su punto. Estos tiempos dependen del agua y del tipo de garbanzo.

12. Si fuera necesario, rectifica de sal. Finalmente añade unos polvitos de comino molido que le aportará un saborcito "perfecto"... Y listo..¡¡A servir!!..




¿¿Qué deciros??.. Pues que estos garbanzos con repollo, además de estar buenísimos, es un plato muy sano pues nos aporta lo mejor de las legumbres que son tan importantes en la dieta, sin añadir prácticamente ni una gota de grasa.. Además, es un plato que, la verdad, se digiere muy bien, mucho mejor que los guisos que llevan chorizo, tocino y demás... Y en estos tiempos que corren hay que decir que es una receta económica pero realmente rica en nutrientes.


MÁS COSILLAS:

- Como pasa en todo este tipo de guisos, suele estar siempre más bueno al día siguiente, cuando ya se han asentado los sabores.

- Aprovecha y haz más cantidad para poder congelarlo en raciones, así, como siempre andamos con prisas, podrás disponer en cualquier momento de un plato tan saludable como éste. Admite muy bien la congelación por lo que verás que están tan ricos como recién hechos.



¿SABÍAS QUÉ...?

El comino tiene propiedades medicinales. Tiene un efecto tonificante del sistema digestivo, pues estimula las secreciones estomacales y combate la bacteria que causa gastritis y úlceras de estómago. Además, facilita la expulsión de gases y el hinchazón abdominal. Tiene además propiedades antibacterianas y vermífugas (combate los parásitos intestinales). Y entre otras muchas cualidades más, sus propiedades analgésicas son un buen remedio para el resfriado.





Si te gustan las legumbres quizá te interese:


GARBANZOS CON ESPINACAS


Otro día Perfecto en facebook



9 comentarios:

  1. me encantan los garbanzos, los cocinamos muchisimo en casa!!nunca habia pensado en hacerlos con repollo, gracias por la idea!

    eintagmitpepa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Lara,
    ¡Qué apetitoso el plato que nos has preparado! Tiene que sentar genial con el frío que está haciendo estos días. En mi casa, solemos hacer los garbanzos siempre con chorizo, así que me apunto esta receta para poder variar.

    Sabes? Mi madre nunca me dijo lo de los garbanzos negros, pero un día (de pequeña) en una comilona con los amigos de mis padres, me lo dijo una niña y allí que estaba yo, con toda mi carita de asco, comiéndome todos los garbanzos negros que encontraba porque, según ella: "un garbanzo negro, siete días guapa".
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja.. ¡¡Y lo guapa que te pusiste!!.. Yo al contrario no, estaba tan convencida que me los hubiera comido a puñados.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Hola..... me encantan tus recetitas....
    Los garbanzos en invierno son una fuente extraordinaria de hierro.... además si lo regamos con un postre con vitamina C, se impregma mucho mejor el hierro.... ya sabes postre...mandarina, kiwi, naranjas......
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido/a!!.. Me alegra mucho que te gusten... Y gracias por la información!! ;-)
      Besos.

      Eliminar
  4. Holaaa, jajajaja, me ha encantado ver a todos los garbanzos en esa asamblea con el garbanzo negro!
    me encantan los garbanzos, en frío y en caliente, es una legumbre buenísima y con un gran sabor. Este plato vegetal es una auténtica delicia, se ve un plato espectacular!
    Mira tu que no sabía yo que el comino es analgésico y vale para el resfriado, todos los días se aprende!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  5. Qué buena pinta que tiene!! aunque reconozco que prefiero los garbanzos con su chorizo etc, etc, esta receta debe estar también muy rica!

    Muy bueno el blog!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta receta. Muy sabrosa y muy saludable a la vez. ¡¡que ricos los garbanzos!!

    Saludos

    Casilda
    http://casildacasi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Que agradecidas son las legumbres. Prácticamente se les puede añadir todos los ingredientes que a uno le apetezca y los acompañan a la perfección. La historia del garbanzo negro no la sabia, pero creo que tienen que ser difíciles de ver (obviamente yo no he comido ninguno, pero conociéndome, es algo obvio)...será cierto?...ojala algún día me encuentre con alguno. Me encanta el apartado "¿Sabias que...?", como siempre muy interesante. Lo agradable que tiene que ser entrar en calor tomando estos garbanzos...bueno, eso y de postre un cafetito con unos croissants (para que perdone yo el postre...).

    Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...