PIMIENTOS RELLENOS. Especial Halloween

30.10.12





Este año me había propuesto celebrar una cena de Halloween.. pero justo esa tarde-noche me pillará de viaje a Cartagena y como esta receta ya la tenía en mente desde hacía varios días y no me podía ir sin hacerla, pues no hay problema... ¡¡¡Se adelanta la cena!!!

Ademas, también he pensado que si os animáis a hacer alguna de las dos recetas que preparé, tendréis tiempo para conseguir los ingredientes.

De primero serví una Crema de calabaza y de segundo estos pimientos rellenos de carne.. Sí, una cena cargadita de antioxidantes para afrontar estos días de frío y los que aún están por llegar..




Te guste o no la festividad de Halloween es una buena excusa para reunirte con amigos, familia,.. preparar una cena románticohorrorosa con tu pareja... Y verás las risas que despiertas si le das un toque "terrorífico" a tus platos.

Allá voy con la receta de los pimientos..



INGREDIENTES (para 2 personas):


- 2 pimientos morrones (chatos).
- 250 gr. de carne picada (en esta ocasión he utilizado carne de ternera).
- Media cebolla grande.
- 3 champiñones.
- Queso rallado.
- Vino blanco.
- 1 diente de ajo.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal y pimienta.







1. Empezamos la receta cortando en trocitos pequeños la cebolla y  picamos fino el diente de ajo. Los champiñones (que habremos lavado muy bien previamente para retirar toda la tierra) también los picaremos aunque no es necesario dejar los trocitos muy minúsculos. Lava muy bien los pimientos y se reservan.






2. Ponemos un chorrito de aceite en una sartén y cuando esté caliente añadiremos el ajo que rehogaremos durante unos minutos con mucho cuidado de que no se queme.

3. A continuación añadimos la cebolla y volvemos a rehogar otro poquito.






4. Cuando la cebolla esté ligeramente doradita, incorporamos los champiñones que rehogaremos durante muy poquito tiempo y posteriormente añadimos la carne. Rehógala con la ayuda de una cuchara de madera y ve desmenuzándola hasta que quede suelta.


5. Añadimos sal y un poquito de pimienta y, tras remover un poquito, vertemos un chorrito de vino blanco y volvemos a rehogar. No es necesario que la carne llegue a dorarse, en cuanto se evapore un poco el vino, retiramos la sartén del fuego.






6. Vamos a ir preparando los pimientos. Con un cuchillo bien afilado, hazles la carita.. Posteriormente, recórtale la tapa y extrae todas las semillas (yo también le recorto la "carnecilla" blanca que tiene por dentro para dejarlos lo más limpios posible).. Además le he hecho unos cortes en los laterales y detrás.. ésto ayudará a que el pimiento se cocine antes.






7. Precalienta el horno a unos 190º (calor alto y bajo).


8. Con todo listo, ahora toca rellenar. Empieza echando una "capita" de carne y luego una de queso rallado y ve alternando hasta que llenes el pimiento. Finaliza con una buena capa de queso.






9. Ponle la tapita, échales un chorrito de aceite de oliva por encima y al horno.. Yo los tuve unos 45 minutos.






Una vez más la cena ha sido un exitazo y los pimientos nos han encantado.. Tenía mis dudas de que la carne del propio pimiento no quedara blandita ya que no los había asado previamente, pero han quedado perfectos..



MÁS COSILLAS:


- Este tipo de pimiento es más fácil encontrarlo en "paquetes de tres" y de tres colores: rojo, verde y amarillo.

- En esta ocasión he utilizado carne picada de ternera, pero se puede utilizar carne de pollo o de cerdo o mixta de ternera y cerdo.

- Un ingrediente que también le queda muy bien a esta mezcla de relleno, es el bacon.

- Esta receta tal y como es queda deliciosa.. Y muy ligera porque apenas lleva aceite.. Pero puedes añadirle salsa bechamel a la mezcla o tomate frito. Quedará el relleno mucho más jugoso.



* Para cualquier duda o consulta acerca de algún paso de la receta: otrodiaperfecto12@gmail.com




CREMA DE CALABAZA


Crema de calabaza


Crema de calabaza... Ya sólo el nombre suena bien, ¿verdad?.. Pues bien, esta receta me la enseñó mi madre y me atrevería a decir que es la mejor crema de calabaza que he probado nunca... Es realmente reconfortante sobre todo en los días fríos y lluviosos.

Aquí os paso la receta para que os animéis a hacerla y para que llenéis vuestra mesa de color ahora que oscurece antes y los días son más grises.


INGREDIENTES (para 3 personas):

- 500gr. de calabaza.
- 2 patatas (más bien pequeñas).
- 1 zanahoria.
- 1 puerro (parte blanca).
- 1 tomate rojo.
- 1 diente de ajo.
- 1 limón.
- 1 brik pequeño de nata para cocinar.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal.





1. Para empezar preparamos la calabaza. Es una hortaliza algo más complicada de manejar porque es muy dura, así que hago hincapié en que hay que tener cuidado a la hora de quitarle la piel para que no tengamos ningún susto. En este caso, he cortado la calabaza que veis en la foto por la mitad (con éso, en este caso, ya tenía los 500 gr. aproximadamente).. la he apoyado sobre la base recta y con un cuchillo bien afilado he ido cortando la corteza de arriba a bajo.




2. Cuando ya esté pelada, la cortamos en rebanadas y de ahí la cortamos en cubos.




3. Después pelamos y cortamos en trozos pequeños el tomate (sólo la carne, sin pepitas), la patata (lavar una vez pelada) y la zanahoria (lavar). Al puerro le cortamos la parte de las raices y la parte superior más verde y le retiramos la primera o dos primeras capas y una vez limpio lo cortamos en rodajitas.



4. Pelamos y cortamos en laminas el diente de ajo y ponemos a rehogar en la olla (yo he utilizado la olla rápida)... ¡¡Que no se queme!!. A continuación echamos el puerro y volvemos a rehogar.







5. Cuando le hayamos dado unas cuantas vueltas al puerro, añadimos las patatas, posteriormente la zanahoria y, después de rehogarlas unos minutos, añadimos la calabaza y por último el tomate.




6. Después de rehogar durante un rato las hortalizas.. Añadimos agua hasta cubrirlas y unos pellizquitos de sal y removemos. Una vez que empiece el agua a hervir cerramos la olla y dejamos cocinar durante 20 minutos aproximadamente.




7. Pasado el tiempo, abrimos la olla y batimos. Hay que fijarse en cuánto líquido ha quedado al abrir la olla. Va un poco en gustos: si te gusta la crema muy líquida o si te gustan las cremas más espesas. Si ves que puede haber agua de más, retírala con un cucharón pero reserva ese caldo en un cuenco por si acaso al batir  las verduras se quedara la crema muy espesa.





8. Una vez batido añade, aproximadamente, el medio brick de nata. Bate de nuevo y rectifica de sal si fuera necesario.




9. Por último, lava muy bien un limón y échale a la crema una pizquina de la ralladura de la cáscara. Bate otro poquito para mezclar. Este toque le da un sabor realmente especial.






¡¡Simplemente deliciosa!!... Nunca había oído tantos "¡¡Mmmmm.. qué rica estáaa!!" :-) ...






OTRAS COSILLAS:


- Para restarle calorías se puede prescindir de la nata y verás que estará igual de buena.

- Para decorar he cortado un "quesito" en cuadraditos. Puedes acompañarlo también con pipas de calabaza (peladas), unas gotitas de la nata que ha sobrado, etc.



* Para cualquier duda o consulta acerca de algún paso de la receta: otrodiaperfecto12@gmail.com




PALMERITAS DE HOJALDRE

22.10.12



Esta mañana tenía clarísimo que me apetecía muchísimo pasar la tarde de domingo en casa, acurrucarme en el sofá con mi mantita preferida, un café calentito, una película agradable y la mejor compañía que puedo tener.

Y como me apetecía hacer algo especial para que esta tarde ya fuera perfecta del todo he preparado unas PALMERITAS DE HOJALDRE caseras. Intenté hacerlas en secreto para después sorprender pero me fue imposible.. al final me pillaron :-)





INGREDIENTES:

- 1 plancha de hojaldre (Lidl).
- Azúcar blanca.
- 1 tableta de chocolate (en mi caso usé chocolate negro).


1. Esta receta no puede ser más fácil.. Para empezar extendemos la plancha de hojaldre y espolvoreamos azúcar (sin escatimar.. insisto: mucha!!) por toda ella. Pasamos un rodillo sobre la masa para "pegar" el azúcar.. El rodillo se pasa ligeramente sin extender más la masa. Después trazamos con un cuchillo una línea (sin cortar la masa, sólo marcar) que delimite la mitad.




2. Dobla cada una de las "mitades" sobre si misma. Volver a esparcir azúcar y pasar el rodillo.




3. Dobla de nuevo las mitades que han resultado y repetimos el mismo paso: azúcar y rodillo.




4. Por último, junta las dos mitades que quedan.. Se vuelve a espolvorear con azúcar y prensamos con el rodillo.





5. Con un cuchillo bien afilado, cortamos pequeñas rebanaditas. Previamente he cortado y retirado los extremos (no los deseches. Aunque al hornear saldrán un poco deformes, están igual de buenos y será la mejor excusa para decir: "¡¡Estas tan feitas me las como!!").




6. Se pone a precalentar el horno a 200º grados (calor arriba y abajo) y en una bandeja de horno ponemos papel antiadherente y colocamos las rebanaditas de hojaldre dejando espacio entre ellas. Una vez que el horno esté caliente, se introduce la bandeja.




7. Momento de "asomada al horno"... Pues sí, lo que se ve en la foto anterior se transforma en palmeritas en muy pocos minutos. Hay que ir echándole un vistazo y cuando comiencen a adquirir forma y un color doradito, dales la vuelta. En total estarán en el horno unos 15 minutos. Pasado el tiempo sácalas y déjalas enfriar.




8. Solas están deliciosas, pero si quieres hacerlas bañadas en chocolate, derrite unas onzas de chocolate (en mi caso he utilizado media tableta de chocolate negro "normal" no especial para fundir) en un cazo a fuego muy bajo (sin diluir en leche). Y cuando esté en crema baña las palmeritas. Para que el chocolate vuelva a endurecerse, deja que las palmeritas bañadas se enfrien y mételas en el frigorífico.



Y éste ha sido el resultado final... La verdad es que con una sola plancha de hojaldre sale una buena cantidad de palmeritas.. pero no os confiéis están tan deliciosas que vuelan en un instante.. Son realmente adictivas.






MÁS COSILLAS:

- Es importante tener en cuenta los tiempos y la temperatura que indica el fabricante del hojaldre en el envoltorio.

- En esta ocasión las he bañado en chocolate negro, pero también se pueden bañar en chocolate blanco, chocolate con leche, etc.. Pero simplemente derrite las onzas, no hay que mezclar el chocolate con leche o mantequilla, sino no vuelve a solidificar.

- Para bañarlas en chocolate sólo por un lado, las coges de una "orejilla" y sumerges la otra en el cazo del chocolate... Si quieres cubrirlas enteras de chocolate, lo mejor es que pongas las palmeritas en una bandeja con papel vegetal (de horno) y, con un cazo o cuchara, échales el chocolate por encima.



* Para cualquier duda o consulta acerca de algún paso de la receta: otrodiaperfecto12@gmail.com



14-Nov-12. Una seguidora muy especial se ha animado a hacer las palmeritas y me ha mandado la foto. Muchas gracias Esther, me ha hecho mucha ilusión. Besos ;)





BERENJENAS RELLENAS DE ATÚN

16.10.12



Reconozco que soy un poco "ardilla"... Cuando voy al mercado a comprar, especialmente a la tienda de frutas y verduras, "me pierdo".. Y empiezo a echar a la cesta todo lo que me entra por los ojos: "¡¡Ay, qué coliflor tan blanquita.. me la llevo!!".... "¡¡Ay, qué pimientos rojos para hacerlos asaditos... a la cesta!!"... "¡¡Y que melocotones!!"... Total, que hoy he abierto el frigorífico y me he encontrado con la mirada inquisidora de dos berenjenas que esperaban su turno...

Mi primera intención cuando las compré era hacerlas rellenas de carne, pero finalmente (por razones logísticas) he decidido hacerlas de atún en aceite..






La verdad es que es una receta que no puede ser más fácil y, además, sana y económica.


INGREDIENTES (4 personas):

- 2 Berenjenas (Las berenjenas que he utilizado eran medianitas).
- 2 cebollas medianas.
- 1 tomate maduro.
- 4 latas de atún en aceite.
- 1 brick mediano de salsa bechamel (500ml)
- Queso rallado.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal y pimienta.



1. Lo primero que vamos a hacer es preparar las berenjenas. Se corta el tallito verde. A continuación, se lava bien la piel y se cortan por la mitad. Como se ve en la foto, se le hacen unos cortes con el cuchillo para que, una vez asadas, sea más fácil retirar la carne.






2. En un bol con agua y un poco de sal, se introducen las berenjenas y se dejan más o menos durante media hora para quitarles el amargor.




3. Se precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo.

4. Mientras se espera a que el horno se caliente. Se van cortando en trocitos pequeños la cebolla y el tomate.





5. Cuando el horno alcance la temperatura necesaria, colocamos las berenjenas en una bandeja para horno, con papel vegetal para que no se peguen, y se echa por encima un chorrito de aceite de oliva.





6. Introduce la bandeja con las berenjenas en el horno. Aproximadamente 40-50 minutos serán los necesarios para que estén en su punto (ve controlándolo).





7. Empezamos con el sofrito. En una sarten echamos un chorrito de aceite de oliva y, cuando esté caliente, añadimos la cebolla que ya teníamos cortadita y una pizca de sal. La rehogamos con cuidado para que no se queme. Para que la cebolla quede blandita y evitar que se reseque, puedes ir añadiendo pequeños chorritos de agua para hidratarla.





8. Mientras se ablanda la cebolla.. Ponemos a escurrir el atún para retirar el exceso de aceite y lo reservamos.





9. Una vez que la cebolla esté en su punto. Añadimos el tomate y rehogamos.






10. Después de rehogar el tomate junto con la cebolla durante unos minutillos, añadimos el atún.






11. Pasados los 30 minutos en el horno, sacamos las berenjenas, las dejamos enfriar un ratito y a continuación, con una cucharita, le retiramos la carne (con cuidado de no romper la "barquita" negra) y la reservamos en un plato. Que no se enfríen demasiado, ya que es más fácil sacarles la carne si están calentitas.







11. Antes de echar en el sofrito la carne de la berenjena que hemos retirado, la he "seleccionado" un poco y he quitado los racimillos de semillas que tenía. El resto, lo cortas un poquito, lo añades al sofrito y lo mezclas.







12. Añadimos aproximadamente medio brick de bechamel. Y se mezcla. La verdad es que como la bechamel casera no hay nada, pero la de brick no está nada mal.. y además, agiliza la receta.







13. Rellenamos las barquitas de berenjena con la mezcla y finalmente las cubrimos con una capita de bechamel del que ha sobrado y coronamos con un buen puñadito de queso rallado.







14. Si las vas a servir a la mesa ya, lo siguiente sería gratinarlas en el horno.. En mi caso, las dejé preparadas para la cena. Como ya estaban frías, puse el horno a calentar y finalmente las gratiné (aunque me quedé un poco corta)






¡¡Cómo han salido!!... A pesar de los entrantes que nos dejaron sin hambre alguno, nos las comimos en un santiamén.... ¡¡Estaban riquíiiisimas!!... :-)


MÁS COSILLAS:


- He atinado con la cantidad de ingredientes para que saliera la mezcla del relleno necesaria sin que sobrara ni una pizca... Pero si os sobrara mucha, podéis utilizarla para rellenar, por ejemplo, unos pimientos de piquillo... Y si no es mucha, pues siempre habrá alguien por casa que, "cucharón en mano", rebañará la sartén porque, la verdad es que, la mezcla está riquísima.

- Respecto al relleno, como decía en la lista de ingredientes, las berenjenas que yo he gastado eran medianitas, si compras unas más grandotas o quieres un relleno contundente, a lo "Everest", tendrás que aumentar el resto de ingredientes.

- Las mezclas para relleno admiten muchas variantes, así que también se puede echar pimiento, champiñón y/o zanahoria al sofrito.

- Para asegurar que la piel de la berenjena no quede muy dura, cuando las saques del horno cúbrelas con papel de aluminio y déjalas que suden un rato con su propio calor, unos 10 min. En mi caso no fue necesario quizá porque no las consumí en el momento y con el propio calor y humedad del relleno se ablandaron.
.
- Si no las vas a comer en el día, se pueden congelar. Déjalas cubiertas con la bechamel pero sin gratinar y ya le darás el toque final cuando vayan a consumirse.


* Para cualquier duda o consulta acerca de algún paso de la receta: otrodiaperfecto12@gmail.com


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...